Los precios del crudo en todo el mundo se elevaron a niveles récord nuevamente hoy, mientras la violencia en Irak perturba el flujo de petróleo a los terminales del combustible en la ciudad de Basora.

Extremistas leales al clérigo radical chiíta Moqtada al-Sadr sabotearon ayer los oleoductos de la ciudad portuaria iraquí.

Las cotizaciones del crudo liviano en Estados Unidos para distribución futura subieron, alcanzando el antecedente histórico de 44 dólares con 99 centavos por barril.

Se trata del octavo día consecutivo que los precios del crudo alcanzan alzas sin precedentes.

Se prevé que las tareas de reparación del oleoducto queden terminadas el miércoles.

La mayor parte de las exportaciones de petróleo iraquí fluyen por los oleoductos de Basora, que transportan casi dos millones de barriles al día.