Autoridades israelíes reabrieron el cruce de fronteras de Rafah entre Egipto y la Franja de Gaza, después de haberla mantenido cerrada tres semanas por razones de seguridad.

La apertura hoy viernes permitirá el regreso a sus hogares en Gaza a miles de palestinos que quedaron varados en Egipto. Estados Unidos había instado a Israel a que abriera el cruce fronterizo.

Por otra parte, Israel decidió permitir que algunos policías palestinos porten armas por primera vez en tres años, para ayudar a poner fin a los disturbios y la violencia interna sin precedentes en Gaza y Cisjordania.

El jueves, el enviado especial estadounidense para el Medio Oriente, Elliot Abrams, se reunió con el primer ministro Ariel Sharon en Jerusalén para tratar el plan israelí de continuar la construcción en los asentamientos de Cisjordania, en abierto desafío al plan de paz para el Medio Oriente que tiene respaldo internacional.