El presidente Bush aprobó 95 millones de dólares en ayuda humanitaria para los refugiados en Darfur, región del oeste de Sudán, indicando que los habitantes allí están sufriendo en gran manera.

Bush dijo que el dinero será para ayudar a las víctimas de la hambruna y asistir a los habitantes que han huído a ataques de milicias árabes progubernamentales.

El presidente también reiteró su pedido al gobierno sudanés para que detenga la violencia en Darfur. Bush dijo que ninguna cantidad de ayuda puede sustituir una paz verdadera y duradera.

Mientras tanto, la agencia de noticias France Presse cita al jefe de policía en Darfur, quien dijo que el gobierno comenzará la próxima semana a desarmar a las milicias árabes.