Londres dijo que tres británicos que alegan que fueron abusados durante su detención como presuntos terroristas en Guantánamo, Cuba, nunca comunicaron sus acusaciones a las autoridades británicas.

Los tres detenidos fueron liberados en marzo de la base naval estadounidense en Guantánamo, y alegan en un informe esta semana que fueron objeto de abuso sistemático.

La cancillería británica dijo que ha pedido a Estados Unidos que investigue las acusaciones y le responda en forma total.

Al mismo tiempo, destaca que los detenidos no reporaron abuso a las autoridades británicas que visitaron la base, ni contactaron al gobierno sobre el presunto abuso después de su liberación.

Un grupo de derechos humanos con sede en Estados Unidos dijo el miércoles que a los detenidos se les colocaron grilletes, fueron golpeados, privados del sueño, fotografiados desnudos y que estuvieron sujetos a búsquedas en cavidades del cuerpo.