El presidente Bush promulgó una ley de defensa para tiempos de guerra para el año próximo, mediante la cual se proveen 25 mil millones de dólares adicionales para apoyar las operaciones en Irak y Afganistán.

En la ceremonia de firma de la ley este jueves en Washington, el presidente dijo que el dinero hará saber a las fuerzas armadas estadounidenses que el país las respalda en la lucha por la libertad.

La ley aprobada por una enorme mayoría bipartidista en el Congreso, incluye un aumento en el pago a los soldados y 10 mil millones de dólares para continuar el trabajo con un sistema de misil de defensa.

Bush había pedido en mayo 25 mil millones de dólares en fondos de emergencia para Irak y Afganistán, indicando que no pediría más dinero para operaciones hasta comienzos del año próximo.

Algunos demócratas dicen que la administración trata de ocultar el verdadero costo de las guerras hasta después de la elección del 2 de noviembre.