Periodistas podrán presenciar hoy, por primera vez, las audiencias de tribunales militares para prisioneros en la base militar estadounidense en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

Los reporteros enfrentarán restricciones en lo que pueden informar sobre las audiencias, las que determinarán si cada prisionero debe seguir detenido en calidad de “combatiente enemigo”.

A los periodistas no se les permitirá identificar a los detenidos y algunas partes de los procedimientos podrían eefectuarse a puerta cerrada para proteger información secreta.

Las audiencias especiales se iniciaron la semana pasada en la base naval, donde permanecen cerca de 600 detenidos.

La mayoría de ellos fueron capturados por las fuerzas estadounidenses en Afganistán el año 2001.

Las fuerzas armadas organizaron las audiencias luego de que la Corte Suprema resolviera que los detenidos pueden apelar su detención en los tribunales.