Por lo menos una docena de iraquies han sido muertos durante los combates entre la policía e insurgentes en la norteña ciudad de Mosul.

Los combates comenzaron este miércoles cuando la policía detectó a decenas de hombres enmascarados portando rifles de asalto y granadas de propulsión en las calles de la ciudad.

Autoridades del hospital han reportado que por lo menos 26 personas han resultado heridas en los enfrentamientos.

Poco antes de que comenzaran los enfrentamientos, la policía había informado que una bomba colocada en una carretera había matado a dos personas.

Mientras tanto, el gobierno iraquí está cerca de aprobar una largamente esperada amnistía para intentar ayudar a poner fin a la insurgencia.

Autoridades iraquíes dijeron que el plan pronto será concluido y el mismo sólo alcanzará a aquellos insurgentes que no hayan estado involucrados directamente en muertes.