Los precios del crudo en Estados Unidos impusieron nuevamente el miércoles un récord, por encima de los 44 dólares por barril, avivando los crecientes temores de que los altos precios estén afectando el crecimiento económico mundial, según informó la agencia Reuters.

El crudo liviano en Estados Unidos llegó a 44,28 dólares por barril, 13 centavos por encima del cierre del martes y el nivel más alto desde que los futuros del crudo comenzaron a cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York en 1983.