Corea del Sur expresó su pesar por la decisión de Corea del Norte de boicotear las conversaciones de nivel ministerial que estaban previstas para este martes en Seúl.

El ministro surcoreano de unificación convocó a Pyongyang para participar de las conversaciones a nivel de gabinete tan pronto como sea posible, para discutir la forma de dar un avance a los asuntos entre ambas Coreas.

El boicot de Corea del Norte a las reuniones de este martes tiene lugar después de que Pyongyang expresara su enojo por el arribo a Corea del Sur de miles de disidentes norcoreanos.

Las frustradas conversaciones correspondían a la decimoquinta ronda interministerial entre ambas Coreas.

Al mismo tiempo, Corea del Norte canceló las conversaciones marítimas y militares con Corea del Sur para protestar por el rechazo de Seúl de permitir a muchos surcoreanos visitar Pyongyang para el décimo aniversario de la muerte del ex líder norcoreano Kim il-Sung.