Alex, el primer huracán de la temporada atlántica está ganando fuerza frente a las costas de Carolina del Norte, pero no se cree que tocará tierra.

Un alerta de huracán está en efecto para “Outer Banks”, una cadena de islotes de Carolina del Norte, y los meteorólogos han pronosticado difíciles condiciones climáticas, incluídas fuertes vientos y lluvias intensas.

Pese a la advertencia, muchos residentes no han tomado protecciones extraordinarias para sus viviendas.

Alex fue elevado a la categoría de huracán en la madrugada de hoy (martes), cuando sus vientos aumentaron a 119 kilómetros por hora a medida que avanzaba hacia las costas de las Carolinas.

Los pronósticos más recientes indica que el huracán continuará moviendose en dirección norte, antes de desviarse hacia el este, alejándose de la costa hacia el Océano Atlántico.