Las autoridades colombianas dijeron que nueve policías murieron cuando sus vehículos fueron blanco de la explosión de un automóvil al suroeste de Bogotá.

Al menos un oficial resultó herido y otros cuatro están desaparecidos en la explosión en el pueblo de Andinápolis.

El explosivo fue detonado cuando los vehículos policiales se desplazaban hacia el sitio de un presunto ataque.

La policía culpa por la expolosión de la bomba a rebeldes izquierdistas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.