Las autoridades de Gibraltar criticaron a España por las protestas de ese país frente a las celebraciones en conmemoración del tricentenario de la colonización británica.

El jefe del gabinete de Gibraltar, Peter Caruana, dijo que las celebraciones son un tema que sólo le concierne a Gibraltar y que España no debería interferir en ellas.

Agregó que tras 300 años de colonización británica, que España pretenda dar lecciones a Gibraltar respecto a cómo conmemorar el aniversario es una “impertinencia”.

Caruana dijo que la relación de Gibraltar con Gran Bretaña ha sido mutuamente beneficiosa.

El viernes, el ministro de Relaciones Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, expresó decepción ante las celebraciones planeadas.

Las gestiones de España por reclamar el territorio han sido siempre fuente de tensiones entre ambos países.

Tropas británicas capturaron Gibraltar en 1704. España cedió el territorio a Gran Bretaña en el Tratado de Utrecht, en 1713.