Las acciones estadounidenses cayeron levemente esta mañana, tras advertencias del gobierno de que terroristas podrían lanzar un nuevo ataque contra instituciones financieras clave.

En Nuevo York, el índice Nasdaq cayó cerca de 0,5 por ciento en las primeras trasnacciones, mientras tanto, el Dow Jones y el S y P 500 mostraban bajas menores.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, John Snow, indicó que las instituciones estadounidenses operan normalmente tras las amenazas.

El funcionario agregó que el sistema financiero ha adoptado medidas para evitar un ataque y ha trabajado para minimizar las interrupciones, tras un eventual ataque terrorista.

Según analistas, otro serio ataque contra Estados Unidos podría hacer más lento el crecimiento económico estadounidense y reducir el ritmo de incremento de las tasas de interés.