Una brigada de 3.600 efectivos estadounidenses se prepara este lunes para partir hacia Iraq desde su base en la frontera surcoreana con la comunista Corea del Norte.

No se han anunciado planes para su reemplazo en Corea del Sur, pero tampoco se explicó si la decisión es parte de los planes de Estados Unidos para restructurar el emplazamiento de sus tropas en todo el mundo.

Esos planes incluyen la reducción de una tercera parte de los 37.500 efectivos que tiene en la península coreana.

La prensa extranjera fue invitada a la ceremonia de partida de la Segunda Brigada de la Segunda División de la Infantería de marina de Estados Unidos, en su base en el norte de Seúl.

Según planes anunciados en mayo, las tropas viajarían “pronto” a Iraq, pero no se dieron detalles, argumentando razones de seguridad.