Se inició en Atenas una operación masiva de seguridad, como parte de los preparativos de la capital griega para la inauguración el 13 de agosto del mayor evento deportivo mundial, los Juegos Olímpicos de Verano.

Las autoridades sellaron áreas de Atenas, una ciudad de 4 millones de habitantes, para prohibir el paso y otros sectores están sometidos a estrictas restricciones de tránsito.

Grecia ha desplegado 70 mil soldados y policías para la protección de 16 mil atletas y oficiales olímpicos, así como miles de espectadores.

Submarinos patrullarán el Mar Egeo y la Fuerza Aérea griega sobrevolará el cielo de Atenas con modernas aeronaves, equipadas con baterías de misiles Patriot. Un batallón de la OTAN llegó el domingo a Grecia con el encargo específico de prestar asistencia en caso de ataques biológicos o químicos, y una fuerza de seguridad especial de siete naciones liderada por Estados Unidos y el Reino Unido, también estará presente.