El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, por su parte, llamó a brindar más ayuda a la atribulada región de Darfur en Sudán, para cubrir una disminución en los aportes provenientes de donantes internacionales.

El llamado fue formulado en una carta dirigida el miércoles a los líderes de once países europeos clave, Asia y a las naciones del Golfo Pérsico.

En la misiva, Annan instó a las naciones a ser más generosas con la asistencia que se requiere, tanto para la situación en Darfur como para los refugiados de la región que han huido a campamentos de Chad.