Autoridades estadounidenses informaron que hallaron restos del tóxico ricina en frascos de alimentos para bebés en un comercio del sur de California.

Funcionarios de la Administración de Alimentos y Fármacos informaron el miércoles que aparentemente la sustancia química tóxica fue colocada en tres frascos de yogur de banana luego de que el producto llegó al supermercado del Condado Orange, donde fue comercializado.

Los frascos de alimentos fueron comprados y parcialmente ingeridos a fines de mayo y mediados de junio. La salud de los dos bebés que ingirieron los alimentos no resultó afectada.

Los padres de los niños encontraron en los recipientes notas que hacían referencia a un oficial de policía. Los fiscales rechazaron la idea de que el funcionario policial esté involucrado en la contaminación.