La empresa petrolera Yukos advirtió que podría verse obligada a suspender la producción de crudo dentro de pocos días.

La agencia de noticias Interfax señaló que la administración de Yukos indicó en una carta al Ministerio de Justicia ruso que las instalaciones productivas de la empresa se verán obligadas a detener sus actividades debido a que los tribunales les prohibieron vender propiedades, incluyendo petróleo.

Funcionarios de la empresa advirtieron que miles de personas perderían sus fuentes de trabajo si las operaciones son suspendidas.