El candidato presidencial demócrata John Kerry concluyó una gira de campaña de una semana hoy en Filadelfia, antes de dirigirse a Boston para participar en la convención nacional de su partido.

Durante los últimos siete días, Kerry ha visitado numerosas ciudades en diversos estados, centrándose los temas de salud, economía y seguridad nacional.

Kerry llegó a Filadelfia el martes, donde se dirigió a varios miles de partidarios y prometió dar un golpe de “knockout” en las elecciones de noviembre.

Posteriormente, el candidato observó por televisión a su esposa Teresa Heinz Kerry, quien se dirigió a la convención demócrata.

Kerry también ha usado recientes giras de campaña para prometer que como presidente, adoptará una acción inmediata para implementar las recomendaciones vertidas por la comisión del 11 de septiembre, respecto a formas de aumentar la seguridad en Estados Unidos.