La Convención Nacional Demócrata que se lleva a cabo en Boston cerró su segundo día de actividades con más discursos que criticaron la política del presidente George Bush y elogiaron la elección partidaria de consolidar como candidato presidencial a John Kerry.

El compañero del Senado de Kerry, también de Massachusetts, Edward Kennedy, fustigó la política para Irak de la Administración Bush diciendo que ha hecho a Estados Unidos menos seguro porque ha ofendido a aliados importantes.

En uno de los discursos, el candidato negro al Senado de Estados Unidos por el estado de Illinois, Barack Obama, elogió al senador Kerry como un hombre que ofrece esperanzas para la clase media estadounidense.

Los delegados a la convención también pudieron escuchar a Ron Reagan, hijo del difunto ex presidente republicano Ronald Reagan.

Ron Reagan urgió a hacer más por la investigación con células madres embrionarias, que propone una esperanza para la cura varias enfermedades. La Administración Bush ha limitado estrictamente estas investigaciones.

La esposa del senador Kerry, Teresa Heinz Kerry fue quien cerró los discursos de la noche.

Ella insistió conb destacar el servicio militar de su esposo en Vietnam y elogió a Kerry al definirlo como un luchador y un vigoroso defensor de Estados Unidos.

El senador Kerry aceptará formalmente la nominación presidencial del Partido Demócrata durante su discurso de mañana jueves, el día final de la convención.