La Unión Africana denunció que extremistas árabes incineraron vivos a civiles en un ataque el mes pasado en la región de Darfur, en el occidente de Sudán.

Observadores del cese fuego de la Unión Africana dijeron en un informe que extremistas árabes masacraron civiles en la aldea de Suleia, a principios de junio, en algunos casos encadenándolos y prendiéndoles fuego.

En otro incidente, los observadores afirmaron que los extremistas, que se presume son árabes janjaweed, asaltaron la aldea de Ehda, y la incendiaron totalmente dejándola arrasada. Señalaron que después del ataque la aldea quedó desolada excepto por unos pocos hombres.

Sin embargo, los observadores agregaron que no pueden dar confirmar la participación del gobierno sudanés en las incursiones.

La ONU, Estados Unidos y muchos gobiernos europeos han acusado a Sudán de apoyar a los extremistas árabes en sus asaltos contra aldeanos negros, y han pedido a las autoridades sudanesas que pongan fin a la violencia.