Un departamento del gobierno estadounidense está considerando un plan para instalar cámaras de video en las cabinas de los aviones, una idea a la que se oponen enérgicamente los pilotos comerciales.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte realiza hoy una audiencia en Washington DC, para debatir la idea de la Administración Federal de Aviación de que las cámaras servirían como una herramienta adicional en la investigación de accidentes.

La Asociación de Pilotos Aliados dice que las grabaciones de video de las cabinas, en cualquier accidente, podrían ser sensacionalizadas por los medios de comunicación y por los abogados que demandan a las aerolíneas.

Por otro lado, dicen que los costos de instalación de las cámaras estarían mejor utilizados en la prevención de accidentes.