Las ventas de casas nuevas en los Estados Unidos declinaron en casi 1% desde que en el mes de mayo se produjera un récord.

Pero este 0,8% representa una caída menor de la que esperaban los economistas.

Las casas nuevas se vendieron a un promedio anual de un millón 300 mil, el segundo promedio anual más alto de la historia.

El Departamento de Comercio y Vivienda dio a conocer los resultados hoy martes en su informe mensual. El promedio de precios de ventas en junio para las casas nuevas era de 262 mil dólares.

Esto es unos dos mil 500 dólares más que en mayo y un promedio de 22 mil dólares más que el correspondiente a junio de 2003.

Aunque las ventas en todo el país declinaron, en los estados del sur de se pudo ver un incremento de 10 por ciento en las ventas de casas en mayo.