Irán criticó duramente la decisión de Estados Unidos de conceder protección a un grupo exiliado iraní de oposición clasificado por el gobierno de Washington como organización terrorista.

El Ministerio de Relaciones exteriores de Irán dio a conocer que la medida estadounidense utiliza provisiones en la Convención de Ginebra para proteger terroristas y prueba que Estados Unidos no es serio sobre la guerra contra el terrorismo.

El gobierno de Teherán quiere que los extremistas sean repatriados.

El ejército norteamericano comunicó ayer que otorgó estatus de “personas protegidas” a tres mil 800 miembros del Muyajedín del Pueblo que están confinados en un campamento militar en el oeste de Irak.

Sin embargo, el Departamento de Estado manifestó que la medida no cambia la clasificación del grupo como organización terrorista.

Agregó que la condición de protección no escuda a los miembros del grupo de un eventual enjuiciamiento por actividades relacionadas con el terrorismo.