Autoridades de España arrestaron a cuatro personas sospechosas de tener vínculos con el grupo separatista vasco ETA.

El ministro del interior José Antonio Alonso dijo que los sospechosos, cuyas edades oscilan entre los 23 y 27 años, estaban bajo custodia desde este sábado en la región vasca de España.

El ministro agregó que los sospechosos trabajaban en la reconstrucción de una célula terrorista que podría atacar a la policía y a otros objetivos.

Dos de los sospechosos eran buscado por un emboscada de la que habrían participado el año pasado y que dejó heridos a dos policías. Ambos portaban armas y documentos falsos al momento de ser arrestados.

ETA desde 1960 lucha por obtener independencia de estado para la región vasca que comprende el suroeste de Francia y el norte de España. Más de 800 personas han muerto por ataques de los que ha sido culpado el grupo.