El presidente Bush se reune hoy con su asesora de seguridad nacional Condoleezza Rice, para discutir la adopción de algunas de las recomendaciones hechas por la comisión del 11 de septiembre para hacer a Estados Unidos más seguro.

Tanto el mandatario como su probable rival demócrata, elogiaron las recomendaciones y prometieron implementarlas rápidamente.

Las recomendaciones incluyen la reorganización de la comunidad de inteligencia nacional, con la creación de un centro de contrainteligencia y un cargo a nivel de gabinete de director nacional de inteligencia.

Informes de prensa indican hoy que el presidente Bush podría comenzar a tomar algunas decisiones sobre la restructuración de los organismos de inteligencia, mediante órdenes ejecutivas, sin esperar que el congreso vuelva de su receso.