Extremistas palestinos vengar las muertes de seis rebeldes que fueron abatidos el domingo durante un operativo de las tropas israelíes en el pueblo de Tulkarem en Cisjordania.

En un funeral masivo realizado este lunes, los militantes dijeron que reacción “rápida y dolorosamente” con ataques dentro de Israel.

Por su parte, Israel dijo que los muertos eran miembros de las milicias conocidas como Brigadas de los Mártires de al-Aqsa.

En otros acontecimientos, el primer ministro israelí Ariel Sharon dijo que está determinado a proceder al retiro de los asentamiento israelíes de la Franja de Gaza, con lo cual rechazó las protestas masivas que el plan ha despertado entre los israelíes.

Sharon dijo que la peligrosa situación de seguridad en Gaza lo dejó sin opción en cuanto al retiro.

El domingo, cientos de miles de israelíes protestaron por el plan formando una cadena humana desde Jerusalén hasta la franja de Gaza.