El presidente argentino Néstor Kirchner pidió el sábado por la noche la renuncia a su ministro de Justicia Gustavo Beliz, el primer funcionario de alto rango que dejará el poder tras 14 meses de gobierno, en medio de una fuerte polémica en el gabinete por la política de seguridad interna.

"El señor presidente me ha pedido que solicite la renuncia del ministro de Justicia Gustavo Beliz y de todo su equipo," dijo a periodistas el jefe de gabinete Alberto Fernández, sin aclarar los motivos del pedido de Kirchner.

La estructura de seguridad del gobierno comenzó a sacudirse con rumores de renuncias luego de que el presidente removiera de su cargo al Jefe de la Policía, por negarse a cumplir la orden de que los hombres a su mando no portaran armas de fuego para controlar una manifestación.

Beliz, encargado de la política de seguridad, ya había admitido los rumores en torno a su renuncia e indicado que existían sectores que buscaban sacarlo de su puesto. Entre ellos, mencionó al servicio de inteligencia nacional.