Richard Clarke, ex-asesor anti terrorismo de la Casa Blanca, afirmó que hacen falta cambios más profundos en los organismos de inteligencia estadounidenses que los propuestos en el informe de la comisión 11-9.

En un artículo publicado este domingo por el diario The New York Times, Clarke alabó el informe de la comisión, por examinar los ataques contra el Centro Mundial de Comercio y el Pentágono, pero criticó la recomendación de crear un cargo de director de inteligencia en el gabinete presidencial.

Según Clarke, la CIA y el FBI deben reconsiderar sus políticas de captación y promoción de empleados, para atraer y desarrollar empleados más capaces.