El gobierno cubano puso en libertad a la disidente, Marta Beatriz Roque, en precario estado de salud, después de estar más de un año encarcelada junto a otros 74 activistas bajo cargos de traición y subversión.

Fuentes de la disidencia informaron el jueves que la economista fue puesta en libertad de la cárcel donde cumplía una condena de 20 años.

Funcionarios del Departamento de Estado expresaron su beneplácito por la liberación de Roque e instaron al gobierno de Cuba a que libere a los otros disidentes.

Roque se convirtió en la séptima persona liberada desde los fallos de culpabilidad del año pasado.