Tribunales militares especiales han comenzado a rever la situación de cientos de prisioneros en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

Los tribunales decidirán si la custodia de los detenidos es o no legal.

La actividad tiene lugar luego que la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos dictaminara que los detenidos pueden desafiar al gobierno de Estados Unidos, respecto a su situación.

El comandante del establecimiento de detención, Coronel Nelson Cannon, dijo que si se halla que los detenidos son inocentes, serán liberados.

“Me siento muy feliz de que los tribunales examinen la situación de los enemigos combatientes”, dijo Cannon.

“Si los tribunales determinan que no deben ser considerados como enemigos combatientes, entonces serán puestos en libertad”, añadió.