Las autoridades del suroeste de Colombia observan de cerca la actividad de un volcán que comenzó a vomitar columnas de humo y ceniza desde la noche del miércoles.

Los funcionarios declararon cerrada un amplia zona alrededor del volcán Galeras.

Científicos detectaron leves movimientos dentro de la montaña desde hace varios días.

Galeras, situado cerca de la frontera con Ecuador, hizo erupción por última vez en 2002.