El máximo diplomático estadounidense en Cuba pidió al gobierno de La Habana que permita a mil 350 personas con documentos de viaje estadounidenses, la mayoría personal médico, que abandonen la isla.

James Carson, jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en la capital cubana acusó este miércoles al gobierno comunista de la isla de negar visados de salida a ciudadanos cubanos que tiene documentos estadounidenses de viaje.

También dijo que estas restricciones de viaje están forzando a miles de cubanos que quieren salir de la isla, a usar balsas o pagar a contrabandistas para poder salir.

El presidente cubano Fidel Castro criticó la política de Estados Unidos con respecto a Cuba con el mismo argumento, diciendo que alienta la inmigración ilegal.

Por su parte Carson manifestó que el gobierno de Washington cumplió su cuota este año de conceder visas de residencia permanente en Estados Unidos a 20 mil cubanos y pidió a Cuba que cumpla su obligación bajo los acuerdos de migración entre ambos países, el cual también permite a los diplomáticos estadounidenses monitorear las condiciones de los derechos humanos en la isla.