El número de estadounidenses que solicitaron beneficios por desempleo la pasada semana descendió más de lo esperado, al tiempo que el total personas obteniendo los subsidios cayó a su nivel más bajo en tres años, según un informe oficial divulgado el jueves.

Las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo se redujeron en 11.000 en la semana que finalizó el 17 de julio a 339 mil, un descenso de una cifra modificada de 350 mil en la semana previa y bien por debajo de los 394 mil del mismo periodo hace un año, informó el Departamento de Trabajo.

La cifra de la semana pasada se situó por debajo del promedio de 345.000 previsto por economistas en un sondeo de Reuters y de la cifra originalmente dada como de 349 mil por el Departamento de Trabajo.

El Departamento de Trabajo atribuyó la caída semanal en la continuidad de las solicitudes a factores estacionales al haberse dado el cierre veraniego habitual de fábricas de automóviles.