Autoridades israelíes prometieron continuar construyendo la barrera de separación en Cisjordania, a pesar de que la Asamblea General de la ONU votó el martes instando a Israel a destruirla.

Funcionarios israelíes dijeron este miércoles que el país tiene todo el derecho de construir la barrera como defensa contra los ataques de militantes palestinos.

La Asamblea General de la ONU votó 150 votos a favor y seis en contra del proyecto de resolución esbozado por países árabes. Estados Unidos votó en contra y otros 10 países se abstuvieron.

La resolución llama a Israel a ceñirse a una decisión de la Corte Internacional de Justicia que declara ilegal la construcción de la barrera e indica que ella debe ser suspendida inmediatamente.

Los palestinos sostienen que la barrera es una forma de obtener territorios, debido a que penetra en Cisjordania.