El presidente de Bolivia, Carlos Mesa, planea apresurar posibles cambios a la industria de gas natural tres el referendo del domingo pasado. El mandatario dijo ayer que enviará un proyecto de ley al Congreso Nacional lo mas pronto posible.

Mesa prometió trabajar con diputados e industriales para lograr un consenso sobre la forma de endurecer el control del gobierno sobre las compañías privadas de gas en esa nación sudamericana.

El gobernante también espera presionar conversaciones sobre la exportación de gas hacia Argentina y México.

El jefe de estado boliviano declaró victoria en el referendo que preguntó a los votantes si rechazar o no una legislación anterior sobre la industria de gas y petróleo.

La consulta popular también pide al gobierno tomar control del gas natural subterráneo de las compañías extranjeras y aumentar los costos de permisos estatales de explotación.