Autoridades sauditas dijeron que fuerzas de seguridad recuperaron la cabeza del rehén estadounidense Paul Johnson en una incursión en un escondite de extremistas en Riyadh, la capital de Arabia Saudita.

Las autoridades sauditas han estado buscando los restos de Johnson desde que al-Kaida lo decapitó el 18 de junio.

Dos presuntos extremistas fueron muertos y otros dos capturados en la incursión de este miércoles, destinada al nuevo jefe de operaciones de al-Qaida en el reino, Saleh al-Awfi.

Las fuerzas de seguridad también incautaron un arsenal de armas, incluyendo un misil superficie aire.

Fuerzas de seguridad sauditas mataron al predecesor de Saleh al-Awfi el mes pasado, horas después que una página cibernética islámica mostró fotografías del cadáver decapitado de Johnson.