La máxima autoridad en temas de energía de Estados Unidos, dijo que sus asistentes han encontrado una negligencia “generalizada” de procedimientos en uno de los laboratorios de investigación nuclear del país, y que algunos trabajadores en el lugar no toman el problema seriamente.

El secretario de Energía, Spencer Abraham, dijo anoche que algunos trabajadores del Laboratorio Nacional de Los Alamos “no pueden entender” cuán serios son los problemas de seguridad en esa instalación de secreto máximo.

Casi todos los trabajos del laboratorio con sede en Nuevo México han sido detenidos desde la semana pasada cuando fue descubierta la mas reciente de una serie de fallas de seguridad.

Los errores incluyen la pérdida de dos dispositivos electrónicos donde se guarda información secreta. Abraham sugirió que como resultado de todas las investigaciones, algunos trabajadores podrían ser destituidos.