Agentes de aduanas de Estados Unidos en Miami decomisaron casi 200 artefactos importados de la República Dominicana, algunos de ellos con 4 mil años de antiguedad.

Funcionarios estadounidenses anunciaron el decomiso el martes, y lo calificaron de "extremadamente significativo" en la lucha contra el tráfico ilegal de artefactos robados.

Los artículos, entre ellos puntas de flechas y tallados en piedra, fueron confiscados por la aduana de Estados Unidos después de que no fue posible producir la debida documentación autorizando su retiro de la República Dominicana.

Un arqueólogo experto, Elpidio José Ortega, dominicano, fue consultado para determinar la autenticidad de los objetos, los cuales fueron descritos por los funcionarios como "culturalmente invalorables".

Se están investigando las circunstancias en las cuales fueron sustraídos de la nación caribeña.