Uno de los críticos de Yasser Arafat fue herido a balazos en su hogar de Ramallah, en Cisjordania.

Testigos señalaron que desconocidos armados atacaron al legislador palestino y ex ministro de informaciones, Nabil Amr el martes, hiriéndolo en la pierna. Los médicos señalaron que las heridas no amenazan su vida.

Previamente, funcionarios palestinos afirmaron que el primer ministro Ahmed Qureia acordó mantenerse en su cargo por el momento, luego de que Arafat rechazara su renuncia.

Sin embargo, Qureia se reservó el derecho de dimitir si no se adoptan medidas para reformar el sistema de fuerzas de seguridad.

El lunes, Arafat destituyó a un familiar que había nombrado recientemente al cargo de jefe de seguridad y restableció al funcionario que previamente cumplía esa responsabilidad.

El nombramiento del pariente de Arafat, efectuado la semana pasada, desató violentas protestas por lo que los manifestantes denunciaron como corrupción.