Varios organismos de las Naciones Unidas han respondido al llamado realizado por Perú de asistencia internacional para ayudar a la población a enfrentar el severo clima del invierno que ya le ha costado la vida a decenas de niños.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios ya definió dos concesiones de emergencia por 25 mil dólares cada una, a la vez que el Programa Mundial de Alimentación ha prometido otros 200 mil dólares.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, entregó a Perú 2.500 frazadas y otros artículos como ropa de abrigo.