El primer ministro interino de Irak, Iyad Allawi, descartó las amenazas de muerte y la recompensa ofrecida por su cabeza por el buscado terrorista, Abu Musab al-Zarqawi, diciendo que el fugitivo jordano está mentalmente enfermo y es un paria.

Hablando en Jordania, donde el Sr. Allawi se encuentra en la primera parte de su gira por el Medio Oriente, el Primer Ministro iraquí dijo que al Zarqawi no le atemoriza y, en sus palabras, “estamos listos para sacrificar nuestras vidas por Irak”.

Añadió que al-Zarqawi no es “ ni un musulmán ni un árabe”, y él “se esconde en un agujero negro y trata de esparcir su veneno en contra del pueblo iraquí”.

Una declaración en una página web islámica ofreció 280 mil dólares por el asesinato del Sr. Allawi. El mensaje estaba firmado por un grupo, la Brigada Jalid bin Al Walid, que se presume está muy ligado al terrorista.