Un presunto desertor del Ejército estadounidense acusado de pasar a Corea del Norte se sometió a pruebas médicas en Japón.

El gobierno de Tokio dijo que Charles Jenkins, quien arribó a Japón el domingo desde Indonesia, sufre complicaciones de una cirugía abdominal que recibió en Corea del Norte.

Entretanto, Estados Unidos anunció que ha postergado indefinidamente una solicitud a Japón para la entrega del sargento Jenkins por razones de salud, y agregó que el gobierno de Washington hará la solicitud formal de custodia en "el momento apropiado".

Jenkins sigue acusado de haber desertado del ejército estadounidense en 1965 y pasado a Corea del Norte, donde ha vivido desde entonces. El primer ministro Junichiro Koizumi dijo que pedirá consideraciones especiales de Estados Unidos para Jenkins.