La policía israelí examina los posibles móviles que habrían tenido los autores del asesinato de un juez, cometido en Tel Aviv.

La víctima es el juez de distrito Adi Azar, quien fue baleado a quemarropa a las puertas de su residencia. Se trata del primer juez asesinado en la historia de Israel.

El Ministro de Justicia, Yosef Lapid, señaló que la policía centra su investigación en la posibilidad de que Azar haya estado involucrado en una disputa personal.