El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pidió que el referendo en Venezuela sobre el presidente Hugo Chávez sea realizado de manera honesta y que los observadores internacionales puedan realizar su tarea sin interferencia.

Bush habló con los periodistas el lunes después de reunirse con el presidente de Chile, Ricardo Lagos, en la oficina oval de la Casa Blanca, en un encuentro en que ambos abordaron la crisis en Haití y las relaciones bilaterales entre Washington y Santiago.

"El referendo debe ser conducido de una manera honesta y abierta," dijo el mandatario estadounidense.

Bush dijo que la influencia de Lagos era "importante" en Venezuela porque el mandatario chileno había señalado que "para la credibilidad del gobierno actual (de Chávez), ellos deben darle la bienvenida a los observadores."