Una conferencia de donantes de dos días a beneficio de Haití se inaugura hoy lunes en el Banco Mundial aquí en Washington.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique Iglesias, junto con el presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn, y el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, se preparan para hacer sus presentaciones.

El Banco Mundial dijo que necesita compromisos de casi mil millones de dólares en asistencia de desarrollo para Haití, el país más pobre del Hemisferio Occidental. Canadá comunicó ayer que comprometería más de 180 millones de dólares.

En febrero, una insurrección obligó la renuncia y huida al exterior del presidente Jean-Bertrand Aristide. Haití es gobernado ahora por un régimen interino encabezado por el primer ministro Gerard Latortue.

El gobierno ha desarrollado un programa de recuperación económica que ha ganado el apoyo del gobierno de Washington, la Unión Europea y el Banco Mundial.