El Infante de Marina que desapareció misteriosamente en Irak el mes pasado, asegura que fue capturado por fuerzas anti-coalición. En una declaración emitida este lunes, en una base naval del Estado de Virginia, el Cabo Wassef Ali Hassoun, dijo que él no desertó de su puesto mientras cumplía funciones en Irak y que fue mantenido en contra de su voluntad por sus captores, durante 19 días.

El Infante de Marina nacido en El Líbano, desapareció en junio mientras cumplía su deber en Irak y fue reportado como capturado por militantes que posteriormente amenazaron con matarle. Él se presentó sano y salvo a la Embajada de Estados Unidos en Beirut a principios de este mes y regresó a Estados Unidos, la semana pasada.

El vocero de la Armada, dijo que “el proceso de repatriación” del Cabo Hassoun continuará y que podría tomar semanas o meses, antes de que regrese al servicio activo.