Los primeros indicios indican que los bolivianos votaron “sí” en el referéndum, lo cual permitirá reforzar el control de Estado sobre las enormes reservas de gas natural de Bolivia.

Tal como figura en la página de Internet de la Comisión Electoral boliviana, los bolivianos dieron el apoyo al presidente Carlos Mesa y aprobaron las cinco medidas propuestas para la votación del domingo, incluyendo si ellos querían que el país exportara gas al exterior.

La referida página de Internet dice que más de un 12 por ciento de los votos han sido contabilizados. Las primeras encuestas muestran que los votantes aprobaban las medidas propuestas.

Los sindicatos y los indígenas andinos quieren que Bolivia nacionalice la industria del gas natural y mantenga sus suministros para el uso doméstico