La comisión independiente que investiga los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos, según se espera, exhortará a la reestructuración de las agencias de inteligencia de la nación cuando emita su informe final a fines de esta semana.

Los medios de prensa estadounidenses informaron que la llamada Comisión 9-11 recomendará la creación de un nuevo puesto ministerial que supervise las funciones de inteligencia en el gobierno de Estados Unidos.

La medida podría quitar poder significativo a la Agencia Central de Inteligencia, al Departamento de Defensa y a otros organismos.

El director interino de la CIA, John McLaughlin, declaró el domingo que la creación de dicha posición es innecesaria. Agregó que los modestos cambios en la agencia podrían permitir al director realizar dichas labores.

El informe de la Comisión, esperado para el jueves, también cita un posible vínculo entre al-Qaida e Irán.