Algunos legisladores de California están airados con el gobernador Arnold Schwarzenegger poruqe se refirió a ellos el sábado como "mujercitas" en un discurso.

El actor de cine convertido en político utilizó el término para describir a demócratas de oposición, a quienes calificó de demasiado débiles para enfrentarse a sindicatos y abogados litigantes que exigen cambios en la propuesta presupuestaria estatal del gobernador.

La frase se deriva de una vieja comedia televisiva donde dos levantadores de pesas la usan para burlarse de quienes no poseen enormes músculos.

Varios legisladores demócratas dijeron que el calificativo es insultante a mujeres y homosexuales por igual.

El jefe de la fracción mayoritaria de la asamblea estatal, Fabián Núñez, dijo que el comentario "no era digno del gobernador".

Sin embargo, un vocero de Schwarzenegger afirmó que el comentario era la forma que tiene el gobernador de decir que los legisladores son "debiluchos" al rendirse ante los grupos de intereses especiales.